Cine & TV

Los errores en las presentaciones de SNL que no lograron pasar muy desapercibidos

Saturday Night Live aka SNL es uno de los shows más afamados de la televisión made in Estados Unidos. En él la comedia y la cultura pop hacen perfecta conjunción, cosa que quizá es la fórmula secreta de su irrefutable éxito.

Sin embargo, como en todas las cosas que impliquen humor y risas, es posible que la seriedad falle y que gracias a eso muchos errores salgan a flote. Es por ello que hoy, como seguramente ya lo imaginaron algunos, recopilamos todos los errores de SNL que no pasaron desapercibidos… o al menos los que nosotros creemos que no fue así.

Mira a continuación de cuáles se trata:

En el 2012, Lana Del Rey interpretó su tema Video Games en lo que es considerado uno de los perfomances más randoms de la historia de SNL.

Para el 2004, Ashlee Simpson sepultó su carrera a través del show y todo por culpa de un muy obvio lip sync que se atrevió a realizar.

Por el año 1996 Rage Against The Machine se presentó mientras que el envidiablemente millonario Steve Forbes era host del programa, y como protesta a ello la banda puso banderas norteamericanas en los amplificadores que usaban. La producción tuvo que quitar las banderas al inicio del toque y cuando este finalizó los desalojaron en el edificio.

Durante el 2008 Kanye West fue abucheado mientras cantaba su hit Love Lockdown, todo por culpa de una falla técnica. Lo bueno es que igualmente regresó al show tiempo después para celebrar su aniversario.

En 1977 Elvis Costello fue vetado por Lorne Michaels de SNL por un total de 12 años. La razón de esto fue que lo obligaron a tocar un tema que no quería y, casi como un acto berrinchudo, a la mitad de la canción comenzó otra que sí era de su agrado.

Kesha hizo reír a muchos en el 2010 cuando su performance en el show al ritmo de Tik Tok fue un completo desastre. La cantante, además de tener un débil dominio vocal, erró los pasos de baile que debía cumplir.

En 1986 los miembros de The Replacements fueron vetados del programa por tocar en estado de ebriedad. De hecho, la medida fue tan extrema que apenas en el 2014 fue que volvieron a pisar algún show de la cadena NBC.