Boom!OMG

¿A qué cosas deberán renunciar los futbolistas que veremos en Rusia 2018?

Faltan apenas días para que el mundo se concentre en un solo deporte: el fútbol. Sí, Rusia 2018 está a la vuelta de la esquina, y conforme la fecha se acerca, nuevas curiosidades salen a flote sobre el mundial.

En esta oportunidad investigamos qué reglas deberán cumplir los futbolistas para estar en la competencia, y nuestra labor detectivesca arrojó resultados un tanto interesantes. No obstante, recordamos que las exigencias varían de acuerdo a cada selección, mas recopilamos esas cosas generales a la cual la mayoría deberá renunciar.

Estas son algunas de las normativas generales a las cuales deberán apegarse los futbolistas que estén en Rusia 2018:

  • Adiós al alcohol en cualquier presentación: las bebidas alcohólicas solo serán permitidas durante las celebraciones más importantes, es decir, luego de que sepamos quiénes son los nuevos campeones del mundo o ese tipo de cosas. Esto se debe a que el rendimiento de los jugadores, obviamente, no será el mejor si se aferran a bebidas como la cerveza o el vino.

Además, esta es una de las medidas más importantes para, junto con la alimentación más balanceada posible, darlo todo próximamente en Rusia.

  • Nada de relaciones sexuales durante el Mundial: no solamente los boxeadores deben cumplir con este requerimiento antes de salir al ring, porque los futbolistas también.

El argumento detrás de esta norma tiene un sustento netamente clínico, ya que está comprobado que mantener relaciones sexuales antes de disputar un partido o de entrenar afecta directamente a la resistencia de las piernas. Múltiples especialistas aseguran que el esfuerzo física de una relación sexual, independientemente de su duración, influye directamente en la debilidad o fortaleza de las piernas.

  • #ByeByeBye al uso de las redes sociales: la nueva inclusión a la lista. Fue comandada por el DT de la selección de Alemania, Joachim Löw, quien buscará en Rusia revalidar el título máximo del fútbol entre naciones con su equipo.

Para ello, evidentemente, estudió la influencia que tienen las redes sociales en la concentración de sus jugadores, y por ende la medida fue prohibirles el uso de ellas:

“Cada uno debe ser consciente de su rol en el equipo, el ego personal puede ser aplazado. Los jugadores saben muy bien cuál es nuestra línea de comportamiento y saben cuáles son nuestras ambiciones. Somos todos piezas de un rompecabezas”, dijo en una rueda de prensa reciente.

Lo más probable es que muchos colegas del cuerpo técnico de otros países también apliquen la misma iniciativa.