OMG

¿Por qué algunos escuchan Yanny y por qué otros escuchan Laurel? Aquí la explicación

Primero que nada, queremos empezar diciendo que precisamente por este tipo de cosas es que amamos la Internet,  porque recientemente ha abordado en cientos de páginas un audio que está causando revuelo, polémica y disputas entre familiares, amigos y compañeros de trabajo .¿Qué es exactamente lo que escuchas, lector? ¿Yanny o Laurel?

Para entrar más en contexto, hace poco comenzó a rodar un audio que nos reta a decir qué nombre escuchamos, tenemos dos simples opciones, Yanny o Laurel, y aunque parezca extraño y descabellado, está el grupo de personas que afirman escuchar Yanny, como está el otro grupo de personas que juran escuchar Laurel (o en inglés, vendría siendo algo más como Lorel).

Escucha el audio, ¿qué es lo que oyes?

A lo dicho, hay gente que escucha Yanny.

Pero están quienes escuchan Laurel.

Esto nos recuerda muchísimo al caso del diabólico vestido que no se sabía si era de color dorado o azul, que te lo dejaremos aquí para que recuerdes un poco de qué iba esa viralidad.

Hay usuarios que afirman que este vestido pertenece a Yanny… o a Laurel, dependiendo de lo que escuches, pero más allá de eso, ¿Existe realmente una explicación a este misterio auditivo?

Aunque todos estemos como Batman, la verdad es que existen varias hipótesis, comentarios, pruebas, y todas dictan respuestas diferentes, por ejemplo, según Howard Nusbaum, un psicólogo de la Universidad de Chicago, cuya teoría afirma que aunque cada persona posee conductos auditivos que tienen la tarea de escuchar los sonidos, pero los oídos externos de cada persona suelen ser diferentes, y por ello es que las personas no perciben las frecuencias de sonido y los tonos de igual forma.

Incluso, Nusbaum precisa que “si te cortas las orejas y te pones las de otra persona, vas a escuchar todo de forma diferente a como lo hacías antes”, es un ejemplo un poco gore, pero podría tener sentido para llegar a la explicación de este misterio.

Nusbaum no solo es psicólogo, sino que también se dedica a estudiar la ciencia detrás del habla, el mismo ha afirmado que el audio esconde ambos nombres dentro de sus acústicas, el detalle es que no todos podrán percibir las mismas frecuencias, y por ello el debate de los que escuchan Yanny y los que escuchan Laurel.

Motherboard ha explicado que si se ajustan manualmente los niveles de bajo, se pueden llegar a escuchar ambos nombres. Algunos han dicho que en efecto si funciona y si se escuchan ambos nombres. (En mi caso particular, sigo escuchando Yanny infinitamente).

Investigando un poco más, nos dimos cuenta que hay más de un especialista estudiando el debatido y viralizado caso. Jody Kreiman, investigadora de la percepción de la voz de la Universidad de California, ha explicado (y coincidido con Nusbaum) que los patrones acústicos de la grabación están a medio camino de ambos nombres.

“Las concentraciones de energía para decir Ya son similares a los de La. La N es similar a la R, la I es cercana a la L”.

Explicación que de igual forma coincide con Lars Riecke, profesor de audición y neurociencia de la Universidad de Maastricht, donde explica que se trata de una figura ambigua que podría entenderse de ambas formas, lo mismo que ocurre con aquella reconocida ilusión óptica del jarrón y las dos caras.

Por último, en el siguiente tweet podemos escuchar que si variamos la frecuencia del audio, podríamos escuchar de una manera más clara las dos palabras, cuanto más baja sea dicha frecuencia, con más claridad escucharemos “Yanny”, mientras que si la frecuencia es alta, más escucharemos “Laurel”.

Por último, en el siguiente video el audio se reproduce a diferentes velocidades. Y repetimos el resultado del tweet anterior, a velocidades más bajas la mayoría de los usuarios escuchan “Yanny”, mientras que a velocidades más altas escuchan “Laurel”.

¿Qué escuchas tú? ¿Yanny o Laurel?