Boom!

Un niño venezolano subió a tocar la batería con Foo Fighters y la situación se puso incómoda según Dave Grohl

Hace unos días atrás, los Foo Fighters se presentaban en la Bridgestone Arena en Nashville, Estados Unidos, y recibieron a un invitado muy particular en el escenario.

Entre el público asistente al concierto se encontraban un padre y su hijo de 8 años, quien puso en aprietos a Dave Grohl una vez que el pequeño fue invitado al escenario para dejar en evidencia sus dotes musicales. Concretamente, el niño de origen venezolano ocupó el banquillo de la batería por unos instantes y consiguió volver al público eufórico a partir de su talento.

Sin embargo, todo iba muy bien hasta que el infante, casi de forma literal, se rehusó a bajar de la tarima. El chico estaba feliz y a gusto con su solo de batería, ¡e inclusive el mismo Dave había caído rendido por su facilidad para desenvolverse con las baquetas, platillos y tambores!

El vocalista, por su parte a decir verdad, estaba muy shockeado por lo que sus ojos veían y por aquello que sus oídos escuchaban. Su expresión corporal y sus gestos de ánimo eran evidencia de ello, y es que a muchos les costaba creer que un pequeño de apenas unos pocos años de edad fuese capaz de tales cosas.

No obstante, tras unos minutos del «solo» con el instrumento, había que reanudar el show:

«Todavía está tocando … ¿Puedo volver a tener mi concierto?», preguntó Dave a la multitud.

Finalmente, el asunto quedó resuelto entre bromas, cuando el vocalista llamó al padre del niño al escenario:

«¿Qué vamos a hacer? No hay nada que podamos hacer… No estamos en guarderías en este momento».

Sin lugar a dudas, todo se resume en un momento incómodamente encantador, pero quizá no tanto como cuando vimos a Dave cantar temas de Frozen.