Boom!Tecnología

Esta es la guía básica para entender el lío en el que está Facebook

La hora ha llegado, y  finalmente Mark Zuckerberg rendirá cuentas ante el Congreso de los Estados Unidos sobre sus políticas de privacidad, protección y uso de datos tras las recientes revelaciones que datan del escándalo de Cambridge Analytics, que para quienes no sepan, se trata de la compañía de análisis de datos que afirmó haber ganado las elecciones presidenciales del presidente Donald Trump mediante una fuga masiva de información… Por parte de Facebook.

Zuckerberg habló públicamente sobre el problema, y precisó que básicamente, se explotó con fines fraudulentos los datos de los usuarios de Facebook.

“Esto fue un abuso de confianza entre Kogan, Cambridge Analytics y Facebook. Pero también fue un abuso de confianza entre Facebook y las personas que comparten sus datos con nosotros y esperan que estén protegidos. Necesitamos arreglar esto”.

“Yo cree Facebook, y al final del día soy el responsable de lo que sucede en nuestra plataforma. En serio, hago todo lo necesario para proteger a nuestra comunidad”.

Para entrar un poco más en contexto, resulta ser que un investigador de la Universidad de Cambridge de nombre Aleksandr Kogan, recopiló datos muy importantes de miles de personas mediante Facebook, y por medio del método que Kogan utilizó, no solo accedió a los datos de estas determinadas personas, sino que también pudo acceder a la información de los amigos de estas.

Estos datos recopilados fueron pasados a Cambridge Analytics, y es por ello el tema se convirtió en un fraude ¿por qué? Según The Guardian, Kogan solo tenía licencia para recopilar estos datos con fines investigativos y no comerciales.

The New York Times por otra parte, afirma que: “Todo lo que Kogan divulgó a Facebook y a los usuarios en las letras pequeñas, fue que él estaba recopilando información para fines académicos, y que Cambridge Analytics había estado financiando su trabajo en secreto”. Según este informe, Facebook jamás comprobó las afirmaciones del investigador.

Zuckerberg también confirmó que:

“Kogan dio cabida a una aplicación en el 2013, y la misma fue utilizada por aproximadamente 300.000 personas que compartieron su información personal, y los de sus amigos. Dada la forma en que funcionaba nuestra plataforma en ese momento, esto significaba que Kogan podía acceder a decenas de millones de datos de sus amigos”.

Durante el 2014, Facebook cambió su seguridad y la aplicación de Kogan no pudo continuar trabajando sin la aprobación debida de los usuarios y de los amigos de estos. De igual forma, Zuckerberg no entró en detalles por tratarse de ser datos confidenciales.

Pero en el 2015, ya Zuckerberg había confirmado para The Guardian que estaba enterado de que Kogan estaba compartiendo esos datos con Cambridge Analytics, y esto va en contra de las políticas de Facebook.

“Prohibimos de inmediato la aplicación de Kogan desde nuestra plataforma y le exigimos (a Kogan y a Cambridge Analytics) que certificaran formalmente que habían borrado todos los datos que obtuvieron”.

Ahora, volviendo al presente, New York Times y The Guardian alertaron a Facebook sobre la posibilidad de que Cambridge Analytics no haya eliminado por completo los datos que recopilaron.

“Cambrigde Analytics afirma que todos los datos fueron borrados y aceptó una auditoria realizada por una empresa que contratamos para confirmarlo. También estamos trabajando con los reguladores mientras investigan qué fue lo que sucedió”.

Ahora vienen las medidas drásticas de Facebook…

“Expulsaremos a cualquier desarrollador de nuestra plataforma que no acepte una auditoria exhaustiva. Y si encontramos desarrolladores que hicieron mal uso de la información de identificación personal, los expulsaremos y les diremos a todos los afectados por esas aplicaciones”.

Zuckerberg quiere iniciar una verdadera cruzada para purificar por completo el error de Facebook, además, también ha comentado que tiene la intención de investigar todas las aplicaciones que tuvieron acceso a los datos de los usuarios desde el 2014.

También se planea renovar los sistemas de seguridad en cuanto a las aplicaciones que tengan acceso a la información personal de los usuarios. Por ejemplo, las aplicaciones que los usuarios no han abierto en tres meses tendrán acceso revocado.

Y a partir de ahora, la única información con la que trabajarán las aplicaciones serán: el nombre, correo electrónico y foto de perfil.

Facebook ha perdido cantidades millonarias de dinero a causa de este problema, habrá que esperar a los próximos días a ver qué sucede con esta fuga de información.