OMG

La historia detrás de Eddie, la icónica mascota de Iron Maiden

Si has ido a un concierto de Iron Maiden, o has visto la portada de alguno de sus discos, habrás notado que existe una criatura que parece salida de una película de terror, que ilustra todos y cada uno de ellos, así como su mercancía y demás memorabilia. Su nombre es Eddie y es la mascota de la banda, que comenzó sus andanzas en sus primeros shows, antes de siquiera sacar un disco al mercado.

Su primera versión, era una máscara hecha con papel maché por un estudiante de arte, amigo de Dave «Lights» Beasley, el técnico de luces de Maiden, quien inspiró la creación de esta máscara pues su rostro fue usado para moldear dicho objeto, que se encargó de darle un plus a los shows del grupo británico. Al final de los shows, solía lanzar un líquido rojo por la boca muy similar a la sangre, que empapaba a Doug Sampson, baterista de la banda por aquel entonces.

La segunda encarnación de Eddie fue mucho más grande, y la hicieron con fibra de vidrio, un material mucho más resistente. Además, tenía unos bombillos en los ojos y podía sacar humo rojo de su boca.

La elección del nombre

Sobre por qué se llama Eddie, hay dos razones. En principio, Steve Harris explicó que tiene este nombre porque los miembros del grupo se referían a la máscara como “the head”, algo que en su inglés de Londres sonaba como “ead” y, por ello, decidieron hacer la adaptación.

Sin embargo, el chiste también fue inspirado por un chiste del West End de Londres (la zona teatral de Londres), que decía así:

«Una mujer tuvo un hijo que sólo tenía cabeza. «No se preocupe», dijo el doctor. «Tráigalo en cinco años, y muy probablemente tengamos un cuerpo para él». Cinco años más tarde, el día del cumpleaños del niño, entró su padre en la habitación donde estaba Eddie y le dijo: «Hijo, hoy es un día muy importante. Es tu quinto cumpleaños, y te tenemos una sorpresa muy especial». Eddie contestó: «¡Oh no, no me digas que es otro sombrero!».

De adorno a un ícono para la banda

Al firmar su contrato discográfico con EMI, uno de los ejecutivos dijo que el grupo necesitaba algo que destacara en su imagen para hacer una buena portada de disco, y, de esta forma, Eddie se convirtió en parte importante de la iconografía del grupo inglés, gracias a un diseñador que lo colocó en la portada del primer álbum de Maiden, aunque su debut se produjo con el sencillo Running Free, lanzado antes de Iron Maiden (1980).

Derek Riggs, quien también ha trabajado con otros artistas como Stratovarius, Gamma Ray, Artension o la banda venezolana Gillman, era el nombre de este diseñador, que dice que se inspiró en una propaganda bélica distribuida durante la Guerra de Vietnam, donde aparecía una presunta calavera del ejército estadounidense sobre un tanque vietnamita, para darle cuerpo a la máscara que usaban en vivo. Desde entonces, se ha encargado de darle todos los looks posibles.

Su idea original para esta ilustración era que fuera a parar como portada para un disco de Punk, por lo que tuvo que adaptar algunas cosas del diseño de acuerdo al estilo de la banda, como el cabello largo.

Al ver lo bien que había lucido, el ejecutivo de EMI, llamado Rod Smallwood, tomó la sabia decisión de incluir a Eddie en todo lo relacionado a la banda, debido a que tenía gran continuidad visual. Conforme a la banda fue creciendo, el protagonismo de Eddie fue incrementando, al punto que incluían a un Eddie disfrazado, interpretado por el mismo Smallwood, que se ataviaba con una chaqueta de cuero y la máscara de Eddie para atemorizar al público.

Desde entonces, ha sufrido infinitas variaciones, llegando a ser una estructura de 9 metros de alto que se instalaba en los escenarios de la banda.

Controversia

Un personaje como Eddie (en teoría, es un demonio zombie más fuerte que Satán), no puede existir sin polémica. Más allá de las madres conservadoras, Eddie también generó polémica y censura en otros niveles.

Por ejemplo, la portada del sencillo Sanctuary, que mostraba a Eddie sobre la tumba de Margaret Thatcher, fue vetada y les pidieron censurarla con una barra negra antes de ser lanzado el tema, pero muchos dicen que fue algo fabricado para ganar más publicidad. La Dama de Hierro también apareció en otra portada de Maiden, con mucha polémica.

En el arte del single Women In Uniform, Thatcher aparece detrás de una pared, lista para emboscar a Eddie con una ametralladora, mientras lo vemos caminando de la mano con una enfermera y una colegiala, algo que causó que las feministas de la época los tildaran de sexistas.

Otro acto de censura que les dio mucha publicidad, llegó debido a la portada de The Number of the Beast, por la que fueron tildados de satanistas por la organización política estadounidense Moral Majority, que organizó quemas públicas de sus discos.

El Eddie de la portada del sencillo The Trooper también fue imagen y mascota de un grupo paramilitar en Irlanda del Norte, y fue figura de muchos de sus murales y actos. En respuesta, durante su show en Belfast como parte de su gira de 2011, Maiden decidió no tocar dicha canción.

Multifacético

Con el pasar de los años, a Eddie se le ha visto interpretando a una serie de personajes:

  • Ha sido titiritero de Satán en la portada de The Number of the Beast
  • Fue un paciente lobotomizado de un asilo mental en la portada del disco Piece Of Mind
  • Fue una esfinge en la portada del álbum Powerslave
  • En Somewhere In Time, es una especie de Terminator
  • La portada de Virtual XI, se inspira en el videojuego Ed Hunter
  • En Dance Of Death, una de las portadas más discutidas del grupo, lo vemos como La Parca
  • En el disco Edward the Great, lo vemos como un Rey en su trono
  • Ha sido un zombie en varias portadas de Maiden
  • En la carátula del disco Live After Death, es un zombie revivido muy similar a Frankenstein
  • Ha sido un soldado escocés independentista en la portada de The Clansman y uno inglés en The Trooper
  • En A Real Dead One es un DJ
  • En Run to the Hills/Phantom of the Opera se disfraza como El Fantasma de la ópera
  • En Infinite Dreams\Maiden England lo vemos como un conductor acrobático

Eddie en videojuegos

Eddie no solo es la imagen más conocida de la banda (su rostro es más reconocido, incluso, que el de sus integrantes. También ha aparecido en múltiples videojuegos, tanto lanzados por el grupo, como por otros.

En el juego Tony Hawk’s Pro Skater 4, Eddie era un personaje desbloqueable con el que podías hacer ollies, kickflips y demás trucos.

En 1999, protagonizó el ya mencionado juego Ed Hunter, un shooter en primera persona donde repasabas la historia de la banda a través de distintos escenarios, donde Eddie debía luchar contra varios enemigos.

Estos niveles eran:

  1. London’s East End (Killers)
  2. The Shady Pines Asylum (Piece of Mind)
  3. The Pits of Hell (The Number of the Beast)
  4. The Graveyard (Live After Death)
  5. The Pharaoh’s Tomb (Powerslave)
  6. Blade Runner (Somewhere in Time)
  7. Futureal
  8. Finale

Su más reciente aparición en los videojuegos, ocurre en el RPG para teléfonos móviles de Maiden, lanzado en 2016, que aún se encuentra disponible.