OMG

La increíble evolución de las conejitas Playboy a través de los años

SONY DSC

El tiempo pasa y todo entra en constante evolución. Existen aspectos hoy en día que en definitiva no eran como lo conocemos en la actualidad, y entre aquellos puntos que cambian constantemente, podemos decir que la evolución del cuerpo de la conejita Playboy ha cambiado bastante.

Puede que sorprenda un poco, pero la verdad es que la conejita Playboy no siempre tuvo el mismo corte que tiene hoy en día, y para demostrarlo, haremos una pequeña recopilación y te mostraremos cómo eran las conejitas antes, y cómo lo son ahora.

Otro artículo más que te da los buenos días, justo como el de Eiza González.

En sus portadas se nota, y es que desde la primera hasta la última, se ve como sus modelos pasan por un arco constante de cambios, a continuación los veremos con más detalle.

Fotos en blanco y negro y las modelos más top de Playboy para la época. Para los años 60, el peinado era bastante simple y corto. En cuanto a los atuendos, no eran para reveladores, de hecho se podía decir que rebosaba la elegancia y poca desnudez en las fotografías del gigante conejo.

10 años más tarde, Playboy se inclinó por cuerpos mucho más atléticos que en sus inicios. Empezó a incluir modelos más refinadas mientras que el atuendo tradicional de conejita fue cambiado por lencería mucho más reveladora.

Eventualmente, Playboy empezó a ser más creativo y divertido con sus atuendos. Recurrió a colores más llamativos en sus atuendos (no pensaron en eso cuando tomaron la foto en blanco y negro…) y se volvió a cambiar un poco la estética de las modelos.

En los años 90, Playboy se quiso ir por lo seguro, y decidió reclutar celebridades para que fuesen parte de su fila de modelos. Vanna White fue una de las primeras en ingresar en el emporio del conejito. Pero aún para principios de la década, las cirugías plásticas y los implantes estaban fuera de moda.

Pero fue en esa misma década de los 90 que las cosas dieron un salto tremendo para Playboy y sus modelos.

Las rubias despampanantes y los implantes comenzaron a llegar. Se hizo la moda del tiempo y por supuesto que nombres como Carmen Electra y Pamela Anderson empezaron a hacer ruido en la industria.

Tuvimos la increíble llegada de Victoria Silvstedt.

(Gracias, Hugh)

Con los años 2000, la cosa se puso más lineal y un tanto menos exagerada. Decimos «exagerada» porque entendemos que los implantes para los 90 eran muy grotescos, eso puede que no incomode a nadie, pero llegaron modelos mucho más discretas e igual de espectaculares, como Sara Jean Underwood, por ejemplo.

Como dijimos, modelos un poco más discretas.

Cabe acotar que Underwood fue Playmate del año en el 2007, y creemos que no es para menos.

De ahí en más, las llegadas de las siguientes modelos no seguían un patrón fijo como en sus inicios y sus cambios evolutivos de imagen y atuendo no se transformaron más.

Una de las últimas en llegar a la casa del conejo fue Elizabeth Loiza, también rubia, y también… bueno, sexy.

A ciencia cierta, este instructivo recorrido a la evolución de Playboy fue bastante interesante, sobre todo por descubrir la increíble evolución que tuvo la marca en todos sus años desde su creación.

¡Vaya cambio!