Boom!Cine & TV

Ana de Armas, ¿Quién es y por qué deberíamos verla más en Hollywood?

El que persevera alcanza, y la prueba viviente de ello es Ana de Armas, una talentosísima actriz que salió de Cuba siendo una niña, pasó por una España que le negó la oportunidad de triunfar y llegó a Los Ángeles con las ganas de quedarse con todo, y lo está consiguiendo.

La industria puede ser realmente soberbia, y no importa los trabajos que hayas hecho antes de tocar el suelo hollywoodense, para ellos eso no vale, y así lo indica la actriz cubana, quien a pesar de haber protagonizado varios proyectos en España e incluso un par con el mismísimo Keanu Reeves, nada importaba.

En España, se hizo de un puñado de fama con un papel en la serie El internado, un trabajo del que salió una generación de actores triunfantes como Blanca Suárez, Martiño Rivas y por supuesto, Ana de Armas.

Tras grabar Mentiras y gordas, Hispania, El callejón y Anabel, más Por un puñado de besos, de Armas se dio cuenta que se había quedado estancada en ese tipo de protagonismo no muy relevante. Ella quería más, y sabía que podía conseguirlo.

De pronto, deseándolo mucho y buscándolo bastante, la llamada que cambiaría su vida llegó.

Jonathan Jakubowicz, cineastana venezolano estaba buscando desde Los Ángeles a una actriz para interpretar a la mujer del boxeador panameño Roberto Durán. Ya el reparto estaba completo: Edgar Ramírez, Robert De Niro, John Turturro, Usher… Estaba entre grandes de la actuación, nadie podrá negarlo.

Viajó de España a Estados Unidos y en menos tiempo de lo esperado, Jakubowicz le dio el papel. Cuando finalizó el rodaje, decidió que se mudaba a Estados Unidos.

“Decidí hacerlo porque mis agentes me dijeron que era un buen momento. Era importante estar presente en Estados Unidos. Lo decidí. Vendí mis muebles y cogí un avión”.

En una entrevista realizada el año pasado, la actriz confesó que la llegada a Los Ángeles le puso los pies sobre la tierra.

“Te tratan como si acabaras de empezar. Y no, yo empecé a los 13 años, pero para ellos todo lo que había hecho es como si no contara. Ya tenía al menos 5 películas en Estados Unidos, entre ellas Knock knock y La hija de Dios, ambas con Keanu Reeves. Pero a pesar de eso es muy buen ejercicio de ego, te pone los pies en la tierra. Es una oportunidad para empezar y no cometer los mismos errores. Reflexionar y elegir mejores proyectos”.

La actriz desborda carisma y buenas vibras en las alfombras que visita o los lugares que frecuenta. El medio lo dice, y ella misma aclara que su buena actitud es algo que heredó de sus días en Cuba.

Consiguió su papel icónico y más importante hasta los momentos al participar en el estreno de una de las películas más importantes y esperadas del 2017, co-protagonizada por Ryan Gosling, se metió de lleno en la piel de Joi, una IA que acompaña celosamente al agente K durante todo el largometraje.

Los motivos para verla más en Hollywood se cuentan casi por sí solos. Es una de esas pocas actrices que tienen una cara agradable y que puedes ver en casi cualquier papel. La limitación por el acento se ha esfumado desde hace tiempo, pues habla un perfecto y fluido inglés, y así lo vemos en películas como War Dogs junto con Miles Teller y Jonah Hill o la misma Blade Runner 2049.

Hay mucho talento que se desperdicia en Hollywood, sobre todo por temas sensibles como la desigualdad de género en trabajos importantes para mujeres, citamos y exploramos uno de los tantos, como el de Ana de Armas.

Y tú ¿qué otra celebridad te gustaría ver más en películas?