Cine & TVOMG

La extraña maldición que persiguió durante años al cast de los «Power Rangers»

Con los Power Rangers veíamos a un grupo de superhéroes que en cada una de sus presentaciones consiguieron elevar el fanatismo de los televidentes.

Las diversas historias que presentaba el show correspondían a un mismo hilo argumental y universal, por lo cual cada emisión fue capaz de destacarse y diferenciarse de su predecesora haciendo que toda la generación de los 90, quedase marcada por los enfrentamientos entre este grupo de chicos con trajes coloridos -y muy, muy, muy ajustados- con grandes criaturas que amenazaban con exterminar el planeta Tierra y la raza humana.

La ciencia ficción y los efectos -algo patéticos si los detallamos en ese tiempo- especiales eran el plato fuerte de cada aventura que los Rangers debían atender, aunque gracias al nivel de gusto que despertó la serie nadie imaginó jamás que las verdaderas amenazas que recibirían en su vida las obtendrían detrás de la pantalla, es decir, en medio de su cotidianidad.

El cast de esta producción era joven, atractivo de acuerdo a sus estilos raciales o etnias, y desde luego todos ellos tenían un futuro prometedor por delante una vez que dejasen atrás el color del Ranger que vestían. Sin embargo, la realidad fue otra y una aparente maldición fue tras todos ellos privándolos del éxito, de los proyectos en la industria del entretenimiento y, más importante aún, de la realización personal.

Existen muchas pruebas que podrían confirmar que esto, en efecto, se trata de una maldición activada. Por ejemplo, la primera de ellas podría ser el hecho de que Jason -interpretado por Austin St. John-, el primer Ranger rojo de la historia, tuvo que convertirse en actor de la industria pornográfica gay ya que a pesar de su papel en el show y de su sex appeal, nunca encontró un trabajo que le permitiera mantenerse.

Desde luego esta ocupación no es motivo para burla, pues sigue siendo un trabajo, pero la cuestión está en que no logró escalar dentro de este trabajo y al tiempo lo abandonó para dedicarse al judo.

Actualmente cuenta con un aumento de peso considerable y se mantiene alejado de las cámaras. Existen quienes niegan esta historia, pero el actor jamás se ha pronunciado al respecto.

Otro hecho para considerar esto como una maldición, es que de la generación original de los Rangers, la chica que llevaba el color amarillo, Thuy Trang, falleció en un terrible accidente automovilístico durante el 2001 a la edad de 27 años. Su muerte fue la más shockeante dentro del cast, ya que a raíz del programa se había convertido muy famosa en Asia, de donde provenía.

Entre los acontecimientos que vistieron de luto a todos los miembros de la producción también está la intérprete de Rita Repulsa, la temida villana de los Rangers legendarios. La causa de muerte de Machiko Soga, la actriz que daba vida al personaje, fue un imparable cáncer de páncreas que le segó la vida en el año 2006.

En cuanto a una generación distinta de Rangers, otro intérprete del correspondiente al color rojo, Ricardo Medina Jr., fue encarcelado luego de que matase a su roommate usando una espada.

Aunque Medina siempre alegó que se trató de un hecho accidental, el suceso que data del año 2015 de igual manera lo llevó tras las rejas -donde se encuentra actualmente- y donde permanecerá por lo menos 6 años más. Se declaró culpable poco antes de su sentencia.

Si recuerdas los Power Rangers, probablemente tengas en cuenta que el más importante de todos no era el Ranger rojo, sino el blanco. Pues, el primer Ranger en ocupar este traje tenía como nombre en el show Tommy -quien también fue un Ranger verde- y estaba interpretado por Jason David Frank.

En la serie el personaje tenía un hermano llamado David, y este hombre era interpretado por su hermano en la vida real, Erik Frank. Hasta el momento todo va normal con este punto, por lo lamentable es que Erik murió en el año 2001 por una enfermedad que jamás fue del todo confirmada o estudiada, cosa que marcó un antes y un después en la vida de su hermano, el Ranger más querido de todos.