OMG

Ni porque la muerte los separe: El fantasma de Amy Winehouse es la pesadilla de su ex Pete Doherty

El 23 de julio de 2011 la cantante y compositora británica Amy Winehouse culminaba su paso por el mundo terrenal. La noticia resultó un shock para sus familiares, amigos y fanáticos, a pesar de que todos ellos conocían los excesos y demonios que acompañaron a la intérprete durante toda su vida. 

Una de las personas más impactadas por el fallecimiento de Amy fue Pete Doherty, el vocalista de las agrupaciones The Libertines y Babyshambles. Pete y la cantante fueron amantes y juntos compartieron una relación algo turbulenta y explosiva, así como también llena de excesos, drogas y alcohol.

En más de una oportunidad se les fotografió ebrios, notablemente bajo los efectos de algunos alucinógenos, sudorosos y muy promiscuos, lo cual dejó en evidencia que aquello, literalmente, era sex, drugs & rock n’ roll. Sin embargo, y a pesar de su buena empatía, nunca se preocuparon por hacer algo de música juntos.

Todo esto en realidad no tiene nada de malo, porque simplemente fue un amorío de la época. O al menos eso podríamos creer todos menos Pete, quien aseguró que el fantasma de Amy lo buscaba en su propia casa.

Los hechos que el músico denunció datan de los meses posteriores a la muerte de Amy en el año 2011, en su residencia en Cadmen, Londres. A raíz de ello Pete tuvo que huir a París, ya que, según comentaba, el espíritu de la cantante se materializaba constantemente en su habitación.

El ánima de Amy también recorría los pasillos de la vivienda y se perdía entre ellos de forma juguetona.

A ciencia cierta nunca será posible saber si esto, en efecto, se trata de un hecho real o si es producto del constante y elevado consumo de drogas de Pete. Sin embargo, dice mucho el que, años más tarde de la tragedia de la cantante y las presuntas apariciones, el músico jamás haya regresado a esa casa donde el miedo lo atrapó.