Cine & TV

5 películas de cine independiente que debes ver porque sí

El cine independiente no es para todo el mundo, hay quienes aman las producciones alternativas y hay quienes las odian, todo depende de cómo lo veas y qué tan afinado esté tu ojo crítico.

A continuación, haremos un review de 5 películas independientes que tienes que ver porque sí, no hay mayor razón que la de retar al espectador a sentarse frente a la gran pantalla y ver obras que van más allá de lo comercial, aspecto que retrata cada una de las siguientes películas.

1) Drive

La película que nos mostró el lado oscuro de Ryan Gosling, y que nos relata la historia de Driver, un conductor especialista de cine durante el día, pero en la noche, trabaja como chófer para delincuentes. Oscuro, solitario y tranquilo, así podríamos describir al personaje de Gosling hasta que algo sale mal y debe convertirse en un justiciero implacable, protagonista de una carrera y persecución infernal.

2) Trainspotting

Un reflejo arrollador del abuso de las drogas y la realidad en la que vivimos. Aquí seguiremos los pasos de Mark Renton (Ewan McGregor), un muchacho que vive sumergido en el mundo de la heroína y que es incapaz de abandonarla.

3) Donnie Darko

Una de las películas que llevó a la fama a Jake Gyllenhaal. Donnie es un muchacho americano que es sumamente inteligente y creativo. Tras escapar de una muerte casi inminente, comienza a sufrir alucinaciones que lo llevan a actuar como nunca se imaginó.

Esta es de esas películas que seguramente te causan un mindblow.

4) Like Crazy

Una de las películas que te mostrará una química nunca antes vista entre dos protagonistas. Lo que hacen Felicity Jones y Anton Yelchin en Like Crazy te hace dudar si realmente los personajes están actuando o es una realidad. Una cinta que proyecta el amor a distancia como es en realidad, duro, crudo, difícil de llevar y complicado.

No es una historia de amor cualquiera.

5) Whiplash

Whiplash es una película fuera de este mundo, y es más difícil de asimilar cuando te enteras que es una producción independiente. La cinta que catapultó a Damien Chazelle como uno de los mejores directores de la época, y que le hizo su nombre bien consolidado en Hollywood.

Esta cinta narra la historia de Andrew Neiman (Miles Teller), un joven ambicioso baterista de jazz decidido a convertirse en uno de los mejores de la historia y para ello, asiste a la mejor escuela de música de Estados Unidos ¿el problema? Su tutor, Fletcher, se mostrará como uno de los peores antagonistas jamás antes vistos en la gran pantalla, sin necesidad de tener cuernos o super poderes, realmente, llegarás a temerle al personaje de J.K. Simmons.