Tecnología

¿Buscas desaparecer de Internet? Así puedes borrar todo tu rastro de la web

Hoy no vamos a juzgarte por querer borrar todo tu rastro de Google en Internet. No vamos a hacer preguntas, sino a ayudarte a borrar tu nombre porque sencillamente quieres protegerte.

Confiamos en que no hayas hecho algo malo o dañino para otras personas, porque si bien esto pudiera ayudarte, en realidad pudiera resultarte contraproducente, como el llamado Efecto Streisand, un fenómeno de Internet que nació de un intento de censura por parte de la actriz y cantante Barbra Streisand, que apeló a su privacidad para que no se popularizara una foto de su hogar en 2003, denunciando a una página web y un fotógrafo.

Su intento de que no saliera a la luz, sencillamente hizo que la imagen, aparentemente intrascendente y tomada para evidenciar la erosión en la costa de California, se viralizara en la web.

Con el auge de las redes sociales, esto resulta aún más sencillo, así que sé precavido y entiende que, si obraste mal, la verdad podrá ser más difícil de ocultar, por no decir imposible.

Ya entrando en materia, te mostramos los pasos que debes seguir si no quieres que tu nombre aparezca en la web más nunca.

Armarse de paciencia

Para borrar casi toda tu existencia en Internet, es necesario que entiendas algo: No es fácil hacerlo todo en un día. En muchos casos, tendrás que ponerte a pensar sobre la clave que utilizabas en cada servicio o, peor, comenzar a recuperar las contraseñas de los que no recuerdes, para finalmente poder darte de baja.

Comprender que es un proceso que toma su tiempo para ser minucioso es vital para evitar frustraciones y puedas ordenar tu día en base a ello.

Comenzar a darse de baja en redes sociales y sitios de compras

Al ser estos los perfiles que más usamos, debemos hacer login con nuestro usuario y contraseña, y buscar las opciones para darnos de baja. Algunas, como Facebook, pueden tornarse molestas y ponértelo difícil para eliminar tu cuenta.

Después de todos, para ellos es importante tener más usuarios activos para su propio marketing y hasta apelarán a tácticas como decirte que te perderás el contenido de alguno de tus contactos en específico.

Las principales redes sociales, en las que todo el mundo está (Twitter, Instagram, Linkedin, YouTube, o Facebook), y sites de compras (Amazon, Mercado Libre, eBay, etc) son tus primeros objetivos.

Si en alguno no logras borrar tus datos, algunos expertos sugieren colocar algunos completamente falsos y, simplemente, olvidarte de que ese perfil existe.

Bórrate de los buscadores

Aunque con Bing y Yahoo pueda ser más complicado que con Google, borrarse de los buscadores es algo posible, pero tedioso. El que más facilita el trabajo es Google, que ofrece un site para solicitar que se eliminen o bloqueen temporalmente algunos URL que incluyan tu nombre.

Para conseguirte, solo basta con entrecomillar tu nombre o tu usuario, y hacer una búsqueda exhaustiva de todo lo que refiera a ti.

Por otro lado, los foros son algo complicado, pues cada publicación que hayas hecho en alguno, corre el riesgo de quedarse eternamente allí, a menos que recuerdes exactamente todo lo que comentaste y lo borres manualmente, o con ayuda del webmaster.

La burocracia también existe en Internet

El Internet es un negocio, y hay que comprender que básicamente todo es vendible. Sí, incluso los datos de usuarios, que son usados por los llamados “corredores de datos” para lucrarse vendiéndolos a empresas.

Aunque suena más malvado de lo que es en verdad, te recomendamos que chequees si tus datos se encuentran en Crunchbase, People Finder, o Spokeo, y ahí puedes proceder a pedir que retiren tus datos de su base de datos, y, aunque no te cobran nada por eso, la exclusión de estos te tomará varios minutos de tu preciado tiempo, ya que algunos piden que rellenes algo de papeleo o envíes un fax. Burocracia 2.0, pero burocracia al fin.

Sites que facilitan la vida

Existe una web llamada Deseat.me, donde los usuarios registrados pueden ahorrar tiempo para borrar todos sus perfiles con un solo click. El site, de origen sueco, te permite iniciar sesión con una cuenta de Google o Outlook/Hotmail y, a partir de allí, comienzan a aparecerte todas las cuentas y servicios registrados a tu nombre, y te da la opción de eliminarlas o quitar la suscripción de una manera realmente sencilla.

No es el site perfecto, pero sí sirve para ahorrar algo de tiempo y te muestra perfiles de Airbnb, Slack, Facebook, Twitter, WordPress, Dropbox, Paypal, MySpace, Tumblr, YouTube, Vine, WhatsApp, entre otros.

Lo que juega en tu contra, es que tengas servicios asociados a otras cuentas de correo o que no uses Outlook o Gmail, y prefieras usar otros como Yahoo. En ese caso, este site no es para ti.

Existen otras alternativas tanto gratuitas, como Account Killer, como pagas, entre las que figuran DeleteMe de Abine.com, Eprivacidad, Borrar Mis Datos, entre otros, que por algo de dinero te permite borrarte de estas bases de datos y hacer seguimiento para que no aparezcas más.

Otra aún más interesante, llamada Just Delete Me, que te indica cuáles son los procesos a seguir para borrar tus perfiles en ciertas páginas y servicios, además de señalar un nivel de dificultad que va desde fácil a imposible.

Por último, sencillamente borra tus cuentas de correo electrónico y estarás listo. Es importante que entiendas que este debe ser el último paso que hagas, teniendo en cuenta que, si necesitas recuperar alguna clave, todo te llegará a tu bandeja de entrada.