Boom!Música

Quincy Jones dice que The Beatles eran “los peores músicos de la historia” y Michael Jackson un ladrón de canciones

“Son los peores músicos de la historia”.

Así inicia el pensamiento de Quincy Jones, uno de los más grandes y reconocidos productores musicales de la historia, y le atañe esas palabras a la internacionalmente famosa banda británica, The Beatles.

Así le expresó a Vulture, un sitio del medio New York Magazine este miércoles durante una promoción de un nuevo documental de Netflix, mismo que se estrenará el mes próximo coincidiendo con su cumpleaños.

“Eran unos malditos que no sabían tocar. Y Paul, es el peor bajista que he escuchado jamás”.

Así precisó para el periodista David Marchese. Pero la peor opinión la guardó para Ringo Starr.

“¿Ringo? No me hables de él”.

Entre otras tantas, Jones hizo arreglos para Love Is a Many Splendored Thing, incluida en el disco Sentimental Journy, proyecto que fue el debut solitario de Starr en los 70.

“Ringo había trabajado tres horas en una parte de cuatro compases para mejorar la canción. Pero no lo lograba. Así que nosotros le propusimos: ‘Hey, ¿por qué no te tomas una cerveza con limón, comes un pastel de carne y te relajas por hora y media’”.

En ese trayecto de tiempo, Jones llamó al baterista de jazz, conocido como Ronnie Verrell, para que llegara al estudio.

“Ronnie tardó 15 minutos en llegar e hizo pedazos el trabajo de Starr”.

Cuando Ringo volvió, exigió a George Martin, conocido como el quinto Beatle, que volviera a tocar la canción.

“George lo hizo y Ringo entonces exclamó: ‘Eso no sonó tan mal’, a lo que le contesté: Claro, maldito, porque no fuiste tú (quien la tocó)’”.

“Buen tipo, sin embargo”.

Pero sus declaraciones no pararon allí…

Al hacer un breve repaso sobre su carrera, Jones no solo criticó para los que trabajó. Elogió a Cream, el rock power trio que encabezó Eric Clapton en los 70 y también alabó el movimiento tropicalista representado en Brasil por Gilberto Gil y Caetano Veloso.

No obstante, solo fue un paréntesis.

Jones continuó con sus críticas, primero contra U2.

“Quiero a Bono con todo mi corazón, pero hay demasiada presión sobre la banda”.

Por último, fue contra el Rey del Pop, Michael Jackson.

Para quienes no sepan, Jones y Jackson trabajaron mucho, de hecho, estuvo codo a codo en la elaboración de su álbum Thriller, título que le dio 8 de los 27 Grammys que había ganado en su carrera.

“Odio decir esto públicamente, pero Michael robó mucho. Robó muchas canciones. State of Independence y Billie Jean”.

“Las notas no mienten. Era maquiavélico”.

Cuando Marchese le preguntó si alguna de sus producciones tuvo mal resultado, Jones respondió tajante.

“¿De qué carajo hablas? Nunca tuve ese problema. Todos eran grandes”.