Boom!Cine & TV

¡Dramas, divorcios y tragedias! Así ha sido la maldición de haber formado parte del elenco de «Glee»

Cuando Glee se estrenó en 2009, se convirtió en un fenómeno inesperado, lanzando carreras de actuación, giras de conciertos y más.

El programa de televisión musical sobre un grupo de inadaptados de la escuela secundaria que forman un club, bajo la dirección de un profesor sincero, hizo que el musical volviese a ser genial, vendiendo innumerables singles y álbumes de iTunes, y probando que era posible hacer un exitoso programa de TV musical.

El creador Ryan Murphy pasó a ser un reconocido creador de televisión, pero en cuanto a los intérpretes de Glee, unos pasaron a ser grandes estrellas de tv y cine, otros unos increíbles descubrimientos de Broadway, pero algunos simplemente cayeron en la maldición de haber formado parte del cast.

Sucesos inexplicables, drama, divorcios y tragedias, así han sido afectados los actores del popular show.

  • Melissa Benoist y Blake Jenner

Una de las últimas incorporaciones de Glee, Melissa interpretó a Marley Rose en las últimas temporadas del show después de que los personajes principales se fueran a la universidad, mientras que Blake tomó el papel de Ryder Lynn, después de haber ganado The Glee Project.

Benoist saltó a la fama después del final de la serie con papeles en Arrow, The Flash y siendo la estrella de Supergirl, pero fuera del trabajo todo no pintó tan bien.

Ambas estrellas se casaron secretamente en 2015, pero el amor solo duró un 12 meses, ya que a finales de 2016, Benoist le solicitó el divorcio a Jenner y ya para diciembre de 2017, la separación estaba más que lista.

  • Becca Tobin

Becca interpretó a uno de los personajes principales de la serie, la cheerleader Kitty Wilde y luego de la serie su vida personal iba más que bien. Hasta que repentinamente, en 2014, su prometido, Matt Bendik fue encontrado muerto en un hotel de Philadelphia, en su cuerpo no se encontraron rastros de drogas o cualquier sustancia nociva.

Por ello, a Bendik, quien se desempeñaba como dueño de un club nocturno, se le dio por causa de muerte un ataque cardíaco como consecuencia del estrés de su profesión. Definitivamente, un mal momento en la vida de la actriz.

  • Nancy Motes

Nancy era media hermana de Julia Roberts, pero además fungió como asistente de producción de Glee. Lastimosamente, Motes se quitó la vida el 9 de febrero de 2014 en la bañera de su casa de Los Ángeles. En la escena, encontraron que se trató de un suicidio por el consumo de medicamentos prescritos y no prescritos.

Además hallaron una nota en la que Nancy citaba que la trágica decisión, se debía a la mala relación que llevaba con sus familiares y sus graves problemas de depresión.

  • Cory Monteith

Monteith , protagonista de la exitosa serie de televisión, fue encontrado muerto en un hotel de Vancouver a la edad de 31 años. La policía no reportó signos de violencia ni alguna sospecha de asesinato, luego se confirmó que el actor había muerto por una sobredosis de heroína.

Su muerte conmocionó a toda la industria, una joven promesa que apenas había saltado a la fama, había terminado de la peor manera.

  • Lea Michele

Monteith mantuvo, hasta el día de su muerte, una sólida relación con Lea Michele, quien interpretó a Rachel en el proyecto Ryan Murphy.

Ambos se conocieron filmando Glee, pero su romance salió a luz cuando el show ya había avanzado considerablemente. Durante los dos años de noviazgo, Michele estuvo al lado de Cory en sus problemas de abusos de drogas y lo impulsó a ingresar a rehabilitación.

Lea siempre demostró su apoyo incondicional hacia su pareja: «Amo a Cory y voy a estar a su lado. Estoy orgullosa y agradecida de que haya tomado esta decisión», declaró Michele en aquél entonces cuando Cory asistió a rehabilitación.

Tras un mes de estancia en la clínica, Monteith se mostró recuperado, por lo que su muerte fue aún más trágica e inesperada para quien era su compañera sentimental.

Después de su muerte, Lea fue el punto focal de la desgracia por ser un personaje público y por la cercanía que tenía con el actor, como consecuencia de ello, su duelo se convirtió en los titulares de muchos medios.

  • Naya Rivera

Durante su participación en el show de Murphy, Rivera tuvo una relación turbulenta con Mark Salling, que con tan solo meses de haber terminado, Naya aseguraba que era lo peor que le había pasado en la vida. Solo que no sabía lo que estaba por venir.

Rivera comenzó a salir con Big Sean en abril de 2013. Anunciaron su compromiso en octubre de 2013,  pero terminaron su relación un par de meses más tarde.

El rapero y la estrella decidieron cancelar la boda después de que la terapia de pareja no lograse resolver sus problemas. Además, Naya tenía una actitud «violenta, agresiva y celosa», según comentó Sean.

Poco después, Rivera comenzó a salir con el actor Ryan Dorsey, con quien había salido cuatro años antes. Se casaron, pero en noviembre de 2016, Naya solicitó el divorcio después de dos años de matrimonio. Sin embargo, la actriz canceló la separación, aunque no todo duró bajo calma.

 A fines de noviembre de 2017, Rivera fue arrestada y acusada de un delito menor de agresión doméstica contra Dorsey, después de que supuestamente lo golpease en la cabeza y la cara durante un altercado sobre su hijo. Su fianza se estableció en $1,000, y su suegro la liberó y la recogió del juzgado.

Posteriormente, Rivera volvió a solicitar el divorcio en diciembre de 2017. Más tarde ese mes, Rivera y Dorsey acordaron compartir temporalmente la custodia conjunta de su hijo. Mientras que en enero de este año, el cargo por violencia doméstica fue retirado por petición de Dorsey ¡Y ya! Eso es todo, por ahora.

  • Mark Salling

Lastimosamente, este fue el último evento que aconteció al cast de Glee.

El 30 de enero, TMZ reportó que Mark Salling había fallecido por un supuesto suicidio. Más tarde, el departamento de la policía informó que el cuerpo de Salling fue encontrado colgando de un árbol a las orillas de un río cerca de su residencia.

Pero eso no es todo, probablemente, el motivo y la razón más evidente de su suicidio, es porque Mark estaba a punto de ser sentenciado a 4 o 7 años de cárcel por el escándalo, y la acusación de posesión de pornografía infantil.

Las investigaciones reportaron que el actor tenía más de 50 mil materiales pornográficos que involucraban a menores de edad en acciones inapropiadas.

Una tragedia más para la lista.