Boom!Cine & TV

El polémico caso de la desigualdad salarial en Hollywood entre actrices y actores

La brecha salarial en Hollywood no es un tema nuevo, de hecho, nos gustaría que lo fuera pero no es así. Esta situación de desigualdad se viene escuchando desde hace años, pero fue (más o menos) en el 2015 cuando el boom comenzó, y todo gracias a la revista Forbes, cuando realizaba el ranking anual de los actores y actrices mejores pagados de la industria.

Para el 2015, el actor mejor pagado era Robert Downey Jr, quien obtuvo una fortuna de más de 80 millones de dólares, mientras que la actriz mejor pagada era Jennifer Lawrence, quien encabezaba la lista femenina con 52 millones de dólares.

Forbes fue aún más específica en ese número, pues detalla que solo cuatro actrices en la larga lista superaron los 20 millones de dólares, sin embargo, fueron más de 21 hombres que alcanzaron y pasaron esa cifra. Entonces… ¿Hay desigualdad?

Un caso reciente, es el de Jodie Whittaker, la nueva estrella de Doctor Who, que a su vez hace historia por ser la primera en interpretar al Señor del Tiempo, ha precisado y confirmado que exigió un salario igualitario al de sus predecesores masculinos en el show, y dio una respuesta bastante directa cuando se le preguntó por qué.

“Es un momento increíblemente importante y (la desigualdad de pago) es una noción que debería ser respaldada”.

Al mismo tiempo se reveló que Whittaker probablemente gane 127,602 dólares, la banda salarial que se reveló de su predecesor directo Peter Capaldi recibía. La producción se vio obligada el año anterior a develar el salario de todo su talento, y este ganaba más de 150.000 dólares.

Sin irnos muy lejos, otro caso similar fue el de Michelle Williams, aunque este fue mucho más dramático, hasta el punto que el mismísimo Mark Walhberg (ambos protagonistas de All the Money in the World) tuvo que hacer una jugada tremenda para darle una lección a la industria. Puedes leer la nota completa aquí.

La noticia se relata sola si sacamos cuentas: A Michelle Williams le pagaron cerca de 80 dólares por día en todo el tiempo de producción, habrá recaudado poco más de 1.000 dólares, mientras que a Mark Wahlberg le pagaron más de 1.000.000 de dólares, volvemos a la misma pregunta… ¿Desigualdad?

Otro caso que fue bastante sonado fue el de Robin Wright, actual protagonista de House of Cards, quien exigió de manera directa ganar lo mismo que su co-protagonista, Kevin Spacey, pues de lo contrario haría pública la situación de desigualdad en cuanto a los salarios.

Tal fue polémico el caso de Robin y House of Cards, que algunos incrédulos realizaron encuestas del tipo: ¿Es menos importante su rol  y trabajo en la popular serie? Y la respuesta calló la boca de todos, cuando luego de recibir las estadísticas, el personaje interpretado por Wright, Claire Underwood, resultó tener más aceptación y popularidad por la audiencia que el mismísimo Frank (Spacey).

Wright ganaba unos 60.000 dólares menos que Spacey por episodio.

Si nada de lo dicho ahora te parece increíble y fuera de lugar, espera leer las declaraciones de Emma Stone, quien fue sin lugar a dudas mucho más contundente sobre el tema.

A mediados del año pasado se le realizó una entrevista sobre su nueva película para la fecha, Battle of the Sexes, y ella de inmediato abordó el tema de la desigualdad salarial.

“Hollywood funciona por cuotas. Si alguien va a pagar a un gran actor muchos millones para que esté en una película, él tendrá la mayor cuota de todas. Solo hay una o dos mujeres que tengan una cuota similar a la de un actor, porque la mayoría de las películas son sobre hombres blancos”.

A lo largo de mi carrera he necesitado que mis compañeros de reparto masculinos se recortaran el sueldo para que estuviéramos en igualdad de condiciones. Es algo que hicieron por mí porque sienten que es lo justo y lo correcto. Por supuesto, en ello no hubo discusión. Es necesario que nuestro sueldo sea el mismo y eso requiere que la gente denuncie la injusticia. Si mi compañero, que tiene un sueldo mayor que el mío, pero siente que somos iguales, recorta su sueldo para igualarnos, eso cambia mi sueldo futuro y mi vida entera”.

“No es que las mujeres sean una cosa y los hombres otra. Es que todos hacemos lo mismo, somos lo mismo y merecemos el mismo respeto y los mismos derechos. Y por eso estoy tan agradecida con ellos, múltiples personas que han sido increíbles y han dicho ‘esto es lo que quiero, es lo justo y lo correcto'”.

Pero esta realidad no es para nada usual, de hecho, Andrea Riseborough, compañera de reparto declaró:

“No sé en cuantas películas habré estado, unas 20 o 25. Y nunca he vivido la experiencia de que un hombre se recorte el salario para igualarme. He sido protagonista y me han pagado menos que a otros compañeros de set”.

Esta es una realidad. Pasa y sigue sucediendo, el por qué es un verdadero misterio, hay quienes precisan que las mujeres en la industria son menos rentables que los hombres, pero el año pasado nos dimos cuenta que no es así, cuando 3 de las películas más taquilleras del 2017 fueron protagonizadas por mujeres.

Es momento de que la industria cinematográfica se replantee las cosas de una vez por todas.