OMG

¡Estas celebridades nunca se preocuparon por el dinero porque nacieron millonarios!

Así como las historias de vida y de gente humilde que acaba superándose suelen conmover a todos, hay quienes desde su nacimiento ni siquiera tuvieron derecho a una de ellas. Y sí, no sonará nada crítico pero es la realidad de algunas personas el haber nacido «en cuna de oro» como casualmente se suele decir, o mejor dicho, millonarios.

Conoce a continuación a algunas celebridades que jamás tuvieron que contar monedas, ni preocuparse por el dinero:

Adam Levine: El vocalista de Maroon 5, productor musical, coach de The Voice, esposo y padre proviene de una familia dueña de una marca de ropa al mayor. Asistió a prestigiosas escuelas privadas y, por si no fuese obvio, sus hijos correrán con la misma suerte que él, naciendo millonarios.

Miley Cyrus: La estrella formada en Disney es hija de un exitoso cantante de música country, Billy Ray Cyrus, el cual vendió más de 1.4 millones de copias… aunque claramente su hija superó este número.

Familia Kardashian: El imperio de esta familia tiene mejores antecedentes que el video pornográfico de Kim, ya que su padre fue un reconocido abogado  y co-fundador de una empresa de comunicaciones.

Hermanas Hadid: Bella y Gigi provienen de una familia de modelos, siendo su madre una, y su padre es un exitoso hombre de los bienes raíces. Además su actual padrastro es un afamado productor musical.

Lady Gaga: Es nada más y nada menos que hija de unos de los hombres encargados de traer el Wi-Fi a la ciudad de Nueva York.

Ed Sheeran: La madre del artista británico es una reconocida diseñadora de joyería y sus padres en conjunto manejaron una firma de consultoría de arte.

Lana del Rey: Su papá es empresario y dueño de una agencia de publicidad en los Estados Unidos.

Cara Delevingne: Proviene de una familia aristócrata en Inglaterra, su padre es un importante corredor de bienes raíces y su madre fue jefa de compras en una importante marca de su país.