General

Los mejores y peores regalos de Navidad según la ciencia

La revista Time ha publicado una lista de 3 cosas que debes hacer al momento de dar regalos en Navidad, y 3 cosas que no.

Lo que está aprobado hacer:

  • Dar regalos a las personas que quieres.

Un estudio publicado en la Revista de Psicología Social Experimental encontró que los donantes de regalos sobreestiman el impacto de un regalo sorpresa. De hecho, el estudio encontró que las personas tienden a apreciar cosas que específicamente pidieron más que regalos no solicitados.

  • Elegir una tarjeta de regalo.

Una encuesta realizada por la Federación Nacional de Minoristas, por ejemplo, descubrió que una tarjeta era el regalo más solicitado de 2015 ¿Quiere que sea aún más simple? Otra investigación ha encontrado que las personas están perfectamente felices de recibir efectivo como regalo.

  • Dar regalos que reflejen los intereses de la persona a la que va a regalar y los tuyos.

Una serie de estudios publicados en la Revista de Psicología Social Experimental hace dos años descubrió, lógicamente, que los destinatarios prefieren regalos navideños que reflejen sus propios intereses y pasatiempos. Curiosamente, sin embargo, los investigadores también encontraron que «los donantes y receptores tienen mayor afinidad y cercanía con su pareja de regalo cuando el regalo refleja al dador». 

  • Dar regalos que durarán.

Los artículos cotidianos, como artilugios de cocina o artículos de vestuario, pueden no parecer indicados para obsequios, pero un estudio publicado el año pasado en Current Directions in Psychological Science, descubrió que la gente prefiere los regalos que pueden usar durante meses y años.

Lo que no está permitido:

  • Dar regalos en su nombre

Un estudio de 2015 publicado en la revista Organizational Behavior and Human Decisions, afirmó que no es recomendable dar un regalo en nombre de otro. Mientras que los amigos cercanos o familiares pueden apreciar un regalo navideño socialmente responsable, los investigadores encontraron que los conocidos casuales a menudo se sienten menospreciados por ellos, posiblemente porque la selección se centra «en el significado simbólico del regalo», en lugar de hacerlo en la persona receptora.

  •  Gastar en algo llamativo.

La investigación sugiere que es el regalo, no el precio, lo que más importa. Mientras que los que regalan tienden a pensar que sus elecciones serán mejores si son caras, el estudio publicado en el Journal of Experimental Social Psychology no lo respalda. De hecho, no hubo una correlación clara entre el precio actual y la satisfacción del destinatario.

  •  Envolver un mal regalo

Cuando el obsequio en sí es insatisfactorio, envolver el regalo con mucho papel y lazo en realidad empeora la percepción del obsequio por parte de los beneficiarios, probablemente porque sus expectativas no coincidían con la realidad.