Cine & TV

¡Atención, Warner! Christopher Nolan sabe por qué el Universo cinematográfico de DC sigue sin funcionar

Desde aquellas obras maestras de Christopher Nolan en el 2012, ninguna otra película del universo de DC ha sido comparable con la trilogía de El Caballero Oscuro (The Dark Knight), las cuales, las tres, son unos exitazos en el cine, extremadamente bien acogidas por la crítica y por su recaudación de fondos.

Sin embargo, DC no deja de tener inconvenientes para lograr producir una película que guste al público y a la crítica por igual (como sucedió con los filmes de Nolan).

A pesar de que Wonder Woman demostró ser la única excepción hasta los momentos, se confirma la constante de que las películas de DC siguen sin dar la talla, pues Justice League no tuvo el recibimiento que se esperaba. Warner comienza a verse contra la pared.

“¡No te preocupes, Warner!” Exclamaría un Christopher Nolan vestido de héroe con capa, pues aparentemente, el director sabe cuál es la base del problema.

Según el cineasta, el problema es que DC no le da suficiente tiempo a los directores para ser todo lo creativos que podrían ser. Si no creen en esta premisa, recuerden que después de Batman Begins (2005), él se demoró siete años en finalizar la trilogía, con Batman: The Dark Knight (2008) y Batman: The Dark Knight Rises (2012).

“Es un privilegio y un lujo que los cineastas de ahora ya no pueden permitirse”, explicó.

«Creo que mi caso fue la última vez que un director pudo permitirse decir a un estudio ‘podría hacer otra, pero voy a tardar cuatro años'», añadió lamentándose por sus compañeros de profesión. «Pero a día de hoy hay demasiada presión con las fechas de lanzamiento como para que puedan permitirse algo así. Aunque creativamente sea una gran ventaja».

«Nosotros tuvimos el privilegio y la ventaja de tener tiempo para desarrollarnos como personas y como narradores de historias antes de reunir al equipo y la familia y ponernos a trabajar».

Finaliza su estudio de la estrategia realizada por Warner a tan solo cinco años luego del estreno de su trilogía, Warner ya ha lanzado cinco películas del universo DC, y las que faltan.

Si esto es cierto, todo apunta a que Warner debería replantear su estrategia y darse un poco más de espacio para finiquitar a la perfección sus productos.