Cine & TV

Rupert Grint confiesa que no tolera verse en las películas de “Harry Potter”

No es un secreto que algunos actores sufren de un extraño síndrome que no les permite verse en la gran pantalla porque no se sienten cómodos (por raro que parezca), aunque esto no significa que el filme donde actuaron no les guste, sino que simplemente no pueden tolerar verse.

Lamentablemente, Ruper Grint sufre de esta condición con las películas de Harry Potter, además, también admitió que no le gusta ser centro de atención en las calles.

En una entrevista para Radio Times, opinó lo siguiente:

“Para mí, creo que estar en las cosas las arruina. No puedo disfrutar más de Harry Potter, no como fan, es que no es lo mismo. La atención es algo que definitivamente se puede manejar, suelo tomarme al menos una selfie la mayoría de los días, aunque nunca me he preguntado si eso hace realmente feliz a la gente. Odio cuando las personas te toman fotos sin preguntarte. Cuando tenía 11 o 12 años era realmente emocionante, pero se hizo difícil en los años de mi adolescencia. Algunas veces quieres ser invisible”.

De igual forma, y aunque la noticia decepcione a algunos de sus más acérrimos fanáticos, Grint reconoció que su personaje jamás ha estado lejos de él, incluso comentó que tiene tanto apego por el papel de Ronald Weasley, que a veces no sabe si está siendo él mismo o está siendo Ron.

“Creo que el personaje siempre estará conmigo. Tuve esta extraña relación con el personaje porque después de eso fue como ser la misma persona. Encuentro muy difícil notar cuando termino de ser yo y cuando empiezo a ser Ron”.

¿Será que con esto rompió el corazón de las Potterheads?