Cine & TV

¿Por qué 2017 es el mejor año para el cine de superhéroes?

Lo que hicieron las trilogías The Dark Knight, Spider-Man y Iron-Man por el cine de superhéroes fue fundamental para lo que tenemos hoy. Estas cintas abrieron una suerte de caja de pandora que ha permeado en el resto de blockbusters de Hollywood, al punto que ya se está buscando la forma de hacer un universo de, básicamente, cualquier cosa.

Hoy, ya a finales de 2017, podemos decir que el género, tras varios años traducidos en fans satisfechos (o molestos) y millones de dólares recolectados en taquilla, ya ha hecho el crossover que quería: El paso a la temporada de premios (sin contar el Óscar que ganó la detestada Suicide Squad, en una categoría técnica).

Mientras que Lego Batman Movie, Guardians of the Galaxy, Spiderman: Homecoming y Thor: Ragnarok pasarán a la historia como grandes títulos que hicieron reír a carcajadas a todo el que las vio, dos películas han ganado un merecido Óscar, buzz, (término usado por la prensa estadounidense para referirse a películas que tienen oportunidades reales de ser nominadas a los premios de la Academia): Wonder Woman y Logan.

Abajo explicamos por qué nos parece que 2017 fue el mejor año hasta el momento para el cine de superhéroes a través de las críticas que han recibido, y por qué alumbra un futuro promisorio para el cine franquiciado.

Logan

La cinta que cierra la trilogía de Wolverine es, sin duda, la mejor de las tres. En IMDB presume de un 8,2. En Rotten Tomatoes, logró un 93%.

Por su parte, en Metacritic ostenta un 77 sobre 100, que significa que ha recibido buenas críticas en su mayoría. La alaban por darnos un vistazo más humano al personaje de Logan (se habla de una posible nominación al Óscar para Hugh Jackman) y además redime a Wolverine tras dos películas fallidas.

X-23 se roba el show y además, de acuerdo a sus últimas escenas, pone las primeras piedras para el futuro del universo cinematográfico que tiene planteado Fox para sus propiedades de Marvel (X-Men, Deadpool y Los Cuatro Fantásticos).

 

Wonder Woman

Aunque Warner y DC dudaban de que la película tuviera éxito, esta cinta superó las expectativas hasta de su propia directora, Patty Jenkins. La primera película de la historia centrada en una superheroína rompió múltiples récords de taquilla y ha logrado conseguir que se considere para el Óscar como Mejor Película y Mejor Dirección.

92% en Rotten Tomatoes, 7,6 en IMDB, y 76 en Metacritic avalan a este filme, que supone un tour de force para DC, que ahora planea su universo en torno a ella.

 

Guardians of the Galaxy vol. 2

Aunque fue tildada de repetir la fórmula del primer filme, con un argumento similar, el trabajo de James Gunn con la secuela de la inesperadamente exitosa cinta de 2014, fue ampliamente alabado. La crítica le logró un 7,8 en IMDB, 67 en Metacritic y un 82% en Rotten Tomatoes.

 

Spider-Man: Homecoming

Sony y Marvel se unieron para darle nueva vida al superhéroe arácnido y confiaron en un novato (Jon Watts) para dirigir la nueva cinta de Spidey. El resultado se tradujo en un filme cómico, bien construido y actuado, que además recibió buenas críticas por su villano (uno de los puntos flacos de la casa Marvel).

7,6 en IMDB, 73 en Metacritic y un 92% son las credenciales de esta película con respecto a críticas.

 

Thor: Ragnarok

Taika Waititi revivió a la criticada franquicia de Thor en solitario con una cinta extremadamente cómica y oscura. Su puntaje de 8,2 en IMDB, 73 en Metacritic y 92% en Rotten Tomatoes consolidan a una cinta que superó todos los registros de sus dos predecesoras.

 

Justice League

El lunar del género para este año. Ha recibido críticas mixtas, en su mayoría negativas, debido a la falta de cohesión en su guion y su pobre CGI. A pesar de que pueda generar pérdidas a Warner por su mala recaudación en taquilla, sirve de reboot para el universo de DC y deja con ganas de ver más de sus personajes (y del corte final de Zack Snyder, que sus fans piden a gritos).

Sus puntajes en agregadores de noticias contrastan como las críticas: 7,3 en IMDB, 46 en Metacritic y 41 en Metacritic.

 

Cintas animadas

DC y su universo cinematográfico animado ha ofrecido, como siempre, buenas películas. Por un lado está la taquillera The LEGO Batman Movie, de las comedias del año, que sirvió de buen follow-up a la exitosa The LEGO Movie.

Luego, están las cintas editadas directamente a video, como Justice League Dark, Teen Titans: The Judas Contract y la más reciente, Batman vs Two Face. Aunque estos lanzamientos distan de otros filmes animados de DC, como Justice League: The Flashpoint Paradox o Batman Year One, pero, sin duda, han servido para llevar a la pantalla grande algunos de los cómics alternativos más queridos por los fans.

Además de la casa de historietas, DreamWorks también recibió buenas críticas por un filme animado de superhéroes, gracias a la adaptación de Captain Underpants: The First Epic Movie, una novela infantil para niños, que tiene una película dirigida por David Soren, que ha recibido muy buenos comentarios.

 

Una alternativa rusa

Como ha pasado a lo largo de la historia, los rusos también tienen una respuesta al fenómeno de superhéroes que viene de Estados Unidos, tal y como la tuvieron a 2001: A Space Odyssey de Kubrick con Solaris de Tarkovsky, salvando las distancias con el filme que lo hicieron.

Aunque no ha recibido las críticas más favorables, se aprecia el esfuerzo del país euroasiático con la cinta Guardianes, demostrando que hay opciones para todos los gustos.