Cine & TV

7 cosas sobre asesinos seriales que enseña el libro en el que se basa ‘Mindhunter’ la nueva serie de Netflix

Netflix estrenó hoy su nueva serie Mindhunter, que es dirigida por David Fincher y nos adentra en el mundo de los asesinos en serie. Basada en hechos reales y ambientada en los años 70, la trama trata sobre dos agentes del FBI que viajan por el país para entrevistar a los asesinos en serie más conocidos, todo con el objetivo de entender mejor cómo funciona su psiquis y prevenir que existan futuros asesinos.

Las memorias del ex agente del FBI, John Douglas, sirvieron para desarrollar el arco narrativo. Como policia tuvo la oportunidad de entrevistar a Charles Manson y David Berkowitz ‘El hijo de Sam’. Gracias a sus relatos han surgido otros trabajos cinematográficos como Silence of the Lambs.

Charles Mason

Time ha realizado un trabajo sobre 7 cosas sobre asesinos seriales que se aprenden con las memorias escritas por Douglas, al leerlo se puede acceder en las mentes criminales más despiadadas.

1. Los asesinos en serie son manipuladores
Varias de las personas que entrevistó Douglas fueron capaces de engañar a sus propios psiquiatras u oficiales de libertad condicional y con esto matar a más personas. Aunque parezca obvio, los asesinos siempre están calculando y tramando algo para salirse con la suya y no ir a prisión.

2. Los asesinos en serie muestran ciertos rasgos cuando son niños
Hay características repetitivas en todos los asesinos cuando son niños que determinan cómo actuaran en la vida adulta. Estos comportamientos asoman ciertos rasgos de psicopatía que deben despertar las alertas: mojan la cama, crueldad con animales pequeños e interés por las armas, incluso algunos llegan a disparar.

3. Las fantasías de la primera infancia pueden materializarse

Existen fantasías que desarrollan antes de cometer cualquier asesinato que se quedan, de alguna forma, rodando en sus mentes, y cuando consiguen oportunidad, generalmente cuando ya son adultos, las llevan a cabo. Douglas dice al respecto: «Probablemente el factor más importante en el desarrollo de un violador o asesino en serie es el papel de la fantasía».

Un ejemplo fue Edmund Kemper, quien asesinó a varias universitarias, así como a su propia madre. Desde que era niño, Kemper no se sentía cómodo con las chicas. Fantaseaba por dominar y poseer completamente a sus parejas sexuales y eventualmente matarlas. «Con la mayoría de los asesinos sexuales, es una escalada de varios pasos, desde la fantasía hasta la realidad, a menudo alimentada por la pornografía, la experimentación mórbida en animales y la crueldad con los compañeros», puntualiza el ex oficial.

Edmund Kemper

4. Muchos asesinos en serie están interesados ​​en la aplicación de la ley como carrera
Algunos asesinos intentan convertirse en policías. «Cuando consideras que la mayoría de estos muchachos están enojados, son perdedores e ineficaces, sienten que les han arruinado la vida, y que la mayoría de ellos han experimentado algún tipo de abuso físico o emocional… No es de extrañar que una de sus principales ocupaciones de fantasía sea el oficial de policía. Un policía representa el poder y el respeto público. Al ser policía está autorizado a herir a las personas malas por el bien común», dice Douglas.

5. Los asesinos en serie rara vez atacan a las personas a quienes más resienten
Douglas narra que los asesinos en serie no le hacen daño a la persona que odian, por lo menos no al principio. Si están enojados con su padre o con su esposa, no los asesinan sino que practican con otras personas antes de cumplir el acto que más anhelan.

Cameron Britton y Jonathan Groff en una escena de Mindhunter.

6. Le regalan a sus conocidos objetos tomados de sus víctimas
La mayoria de los asesinos a toman un objeto de sus víctimas. Y se lo regalan al familiar que desprecian. «Al verla usarla, él revive la emoción y el estímulo de la muerte y reafirma mentalmente el dominio y el control, sabiendo que podría haberle hecho a su pareja», escribe Douglas.

7. Los violadores en serie y los asesinos están motivados por su necesidad de control
Según Douglas, la razón por la cual los asesinatos cometidos por asesinos en serie, a primera vista, parecen ser crímenes sin sentido es porque los asesinos en serie a menudo están motivados por otra cosa. Los agentes del FBI han identificado la dominación, la manipulación y el control como los motivos clave para tales asesinos. Los asesinos matan para sentirse poderosos.

Richard Ramírez