Música

Marilyn Manson: «La masacre de Columbine arruinó mi carrera»

Durante un 20 de abril de 1993, dos jóvenes entraron a una sala de estudio y mataron a 12 estudiantes más al profesor. Este horrible hecho fue catalogado como “la masacre de Columbine” y quedó tristemente grabado en la memoria de todos los estadounidenses.

Este hecho arrastró también al cantante de metal, Marilyn Manson, pues su música fue aparentemente vinculada con los asesinatos.

Tres años antes del tiroteo, el cantante había estado en el ojo de la polémica cuando muchos fanáticos y religiosos se pronunciaron en contra de su álbum (para aquél momento) llamado Antichrist Superstar. Lo que dio mecha a las fuertes acusaciones y amenazas que más tarde afectarían a Manson.

El error periodístico fue, que al momento de cubrir la matanza, los medios reportaron que los precursores del tiroteo, Eric Harris y Dylan Klebold, escuchaban la música de Marilyn Manson, convirtiéndolo en blanco fácil y presa de la opinión pública, y que por supuesto, tales declaraciones solo enfatizaron las amenazas y acusaciones del pasado.

Como un efecto bola de nieve, los rumores no se detuvieron allí. Se comenzó a especular que en los conciertos del cantante ocurrían atroces actos, como violaciones masivas, rituales satánicos y repartición de drogas a los jóvenes que asistían a escuchar la música del cantante, finalmente, las amenazas de muerte no volvieron a tardar en llegar.

“Honestamente, la masacre de Columbine arruinó mi carrera en esa época” confesó Manson para The Guardian en una entrevista.

Fue un tiempo en el que utilizar una camiseta suya era sinónimo de que podían echar a un alumno de su colegio. El cantante se convirtió en un enemigo público para la sociedad, un cantante “maldito” que incitaba al asesinato en masas.

Fue culpado y satanizado por la masacre, se realizaron campañas en su contra, a lo que él respondió «Entiendo que yo mismo me busqué ese odio. No puedes sacar un álbum llamado Anticristo Superestrella y no esperar generar eso en la gente.»

“Un día mi padre me dio el mejor consejo que me dieron en aquella época. Me dijo que si alguien iba a asesinarme no se molestaría en avisarme primero”

Cerró la entrevista diciendo que los tiempos han cambiado, y que él mismo ha cambiado también. Aclaró que la música no mueve a la gente como lo hacía antes, con tanta pasión y poder.

“Antes solía estar furioso, confundido y enfadado”, explica. Ahora creo que soy más feliz, feliz de ser como soy”