OMG

6 cosas que le suceden a tu cuerpo cuando te saltas las comidas

La falta de tiempo, el trabajo, los deberes o la misma inapetencia son algunas de la principales causas que inducen a las personas a no realizar todas sus comidas correctamente. Sin embargo, la revista Seventeen ofreció un recuento de cuáles son las consecuencias para nuestro cuerpo una vez que esto sucede.

1. Tu cerebro trabajará con la consistencia de un pudín: Si tuviste una cena fuerte, apetitosa y merecida, probablemente pienses que al día siguiente puedes saltarte la primera o segunda comida, ¡pero no! El cuerpo necesita obligatoriamente mantener su nivel de azúcar -ya que nuestro cerebro funciona principalmente con glucosa- y esto solo es capaz de conseguirlo mediante una alimentación constante y programada. Es decir que, a falta de glucosa en la sangre, la concentración se da por perdida y con ello un día de trabajo o clases también.

2. Sentirte con rabia es un hecho, no un mito: ¿Puedes enloquecer cuando estás muriendo de hambre? Es normal, les pasa a muchos. Al igual que tu concentración, tu estado de ánimo se desploma junto con tu nivel de azúcar en la sangre, convirtiéndote en un lío que muchas veces no tiene la capacidad para notar cómo está actuando. Esto se debe a que el ayuno obliga a tu cuerpo a sobrevivir a todo costo, provocando respuestas de estrés primitivo. Básicamente, te conviertes en la versión más divertida y menos divertida de ti mismo.

3. De seguro tienes más probabilidades de comer en exceso: Irónico, ¿eh? Cuando le niegas alimento al cuerpo, este lo desea más. Así que ten a tu cuerpo feliz, y sus señales de hambre no se rebelarán. «Los estudios demuestran que tener proteína temprano en el día, por ejemplo, te ayuda a evitar los antojos y comer menos después».

4. También es probable que aumentes de peso: Sí, la comida excesiva tiene algo que ver, pero el peligro real entra en acción al pasar de saltarse una comida aquí y allá hasta hacer restricciones severas. Todo se debe a un tema del metabolismo. «Se remonta a los días de las cavernas: si un hombre de las cavernas estaba en el bosque y toda su comida se acabó, su cuerpo bajaría su metabolismo -por lo que no necesitaría tantas calorías para mantenerse con vida-«.

5. Te sientes como… bah: Es posible esconder algunos hábitos poco saludables, pero cuando estás en una dieta peligrosa, tu cuerpo va a decirle al mundo qué pasa. «Cada vez que estás reduciendo significativamente calorías, también estás reduciendo los nutrientes esenciales que necesitas para mantener tu cabello brillante y tu piel radiante«.  Y no, tomar las vitaminas con forma de píldora no ayudará. Aún te hará falta la proteína, que es prácticamente aquello que «construye» tu masa corporal y que te mantendrá activo mediante sus grasas sanas.

6. Saluda a la hinchazón: «Eventualmente, el intestino también deja de funcionar«. Esto es porque comer regularmente es lo que empuja a los residuos a través de tu sistema digestivo, o algo así. Entonces…¡come! porque te aseguramos lo incómodo que es pasarse el día hinchado al no poder soltar la carga.