Boom!

¿Cómo influyeron las nuevas políticas de YouTube en los creadores de contenido?

 El año pasado YouTube anunció una serie de cambios en su política de contenidos que afectarían directamente a los dueños de grandes canales. Esto generó gran descontento en la comunidad de vloguers, lo cual resultó en la tendencia #YoutubeIsOverParty.

‘’YouTube hace cambios, no explica las razones y la gente termina molesta’’  Pew Die Pie 

Soup

A post shared by PewDiePie (@pewdiepie) on

A partir de ahora el contenido será sometido a revisión y posible desmonetización si se encuentran (incluso, para ser revisado y posteriormente aprobado, debes lograr 10.000 reproducciones en tu video):

– Escenas de carácter sugerente, incluidos desnudos parciales.  

– Violencia, incluidas imágenes de lesiones graves y acontecimientos relacionados con el extremismo.

– Lenguaje inapropiado, incluido el acoso, obscenidades.

– Acontecimientos y asuntos controvertidos o delicados como conflictos bélicos y políticos, desastres naturales y tragedias.

Dichos lineamientos han causado que la plataforma desactive la publicidad de algunos creadores de contenido por no cumplir con la normativa. Youtubers grandes como Jenna Marbles, Pew Die Pie y Philip De Franco entre otros, fueron los primeros en sufrir desmonetizaciones en base a estas políticas.

This edit is so sick grab me right by the pussy I want these colors in real life.

A post shared by Jenna Mourey/Marbles (@jennamarbles) on

Ante esto, muchos se preguntan: ¿Dónde está la línea que determina el buen uso de la plataforma? Estos cambios han dejado un margen gris en el que es difícil distinguir entre contenido crítico y sarcástico, frente al contenido realmente ofensivo y dañino.

El llamado ‘’Rey de YouTube’’ Felix Arvid Ulf Kjellberg, mejor conocido como Pew Die Pie se vio envuelto en una gran controversia en la que se le veía utilizando la página Fiverr para contratar los servicios de jóvenes de la India para que en un vídeo, sostuvieran un cartel que decía ‘’muerte a todos los judíos’’. Su objetivo era demostrar cómo la gente era capaz de hacer cualquier cosa por USD$5. La molestia generada por el experimento social de Kjellberg llegó a las páginas de los medios más importantes del mundo.  

Tiempo después, grandes marcas como Toyota, McDonald’s, AT&T, Verizon y muchos más, comenzaron a retirar sus anuncios de Google Ads por los eventos ocurridos. Ante esto, YouTube intensificó la revisión de contenido en base a las políticas que ya había establecido, golpeando fuertemente al bolsillo de los creadores de contenido. Por ello, las entradas mensuales de estas celebridades, bajaron aproximadamente un 70%.

Hoy en día, los youtubers más grandes ven estocomo un ataque a la libertad de expresión y como un riesgo a la calidad de contenido de algunos canales ya que su estilo de transmitir críticas sociales, políticas y religiosas se ha visto gravemente censurado.

Algunos se preguntan: ¿Las grandes compañías volverán a tomar el control del entretenimiento? El atractivo del concepto de los youtubers siempre fue la opinión de un tema sin prohibición ni juicio sobre sus palabras, y ahora los nuevos usuarios están ante un gran reto para lograr que su contenido sea monetizado.

¿Resultará esto en la desaparición del contenido espontáneo y satírico?